Saltar al contenido

Calle Zoraida, 14, 18110 Híjar, Granada605 98 09 58

vitalidad

La empresa Zepri ha realizado un estudio sobre vitalidad entre los españoles. Las conclusiones que han revelado son que los mayores 65-75 años tienen mayor vitalidad que los jóvenes 16-36.  Un 66% de mayores frente a un 41% de jóvenes, con una puntación de 7,8 en mayores a 7,3 de jóvenes. Los mayores con mayor capacidad de automotivación y actitud positiva que los jóvenes.

Los mayores también superan a los jóvenes en capacidad de adaptación, de aceptación de cambios que los jóvenes. Todo esto aumenta con la edad, a los jóvenes les cuestan más las adaptaciones y cambios. Conforme pasan los años esta capacidad va en aumento.

Más allá de las obligaciones, en cuanto al tiempo libre, los mayores de 65 lo saben aprovechar mejor que los jóvenes.

En qué aventaja la población joven a la población senior. Pues fundamentalmente en la condición física. Esta les permite realizar sus tareas cotidianas con serenidad y sin cansancio. Aunque hay que tener en cuenta que tan solo el 37% de la población se levantan sin cansancio, y son los mayores los que más descansados de levantan. Aunque tanto mayores como jóvenes tienen sus picos de vitalidad a media mañana.

Pero las principales fuentes de vitalidad tanto para jóvenes como para mayores son ellos mismos.

Con respecto a sus parejas. Los mayores valoran más a sus parejas como fuentes de vitalidad  muy por encima que los jóvenes.

En cuanto a la alimentación, cabe estacar que las conclusiones del estudio pone de manifiesto es mucho más variada en lo mayores. El orden de consumo de alimentos en mayores es, productos naturales, vitamínicos y frescos. En Jóvenes,  ricos en vitaminas que son los que les aportan vitalidad, naturales y frescos.

Los tipos de alimentos en España que mayor  aporte de vitalidad dan son: frutas y verduras ricas en vitamina C.

Dentro de estas están: el kiwi en frutas y el brócoli en verduras.

El 30% de los mayores de edad avanzada, superan a la media nacional  comiendo kiwi y brócoli como primera opción. Les siguen los frutos secos con un 25%. En caso de los jóvenes tan solo el 24% consumen esta fruta y verdura. Y en lugar de frutos secos, como segunda opción está cualquier variedad de chocolate, en un 23%.