Saltar al contenido

Calle Zoraida, 14, 18110 Híjar, Granada605 98 09 58

residencias alzheimer granada Residencia para mayores San Isidro

¿Esta buscando residencias alzheimer Granada, residencias para personas con alzheimer o principio de alzheimer?

No busque más. En Residencia para mayores San Isidro cuidamos a personas enfermos de alzheimer. Tenemos amplia experiencia en el cuidado y tratamiento de personas mayores y no tan mayores con alzheimer. Somos conscientes de que por el mal carácter y la agresividad que muestran a veces son personas difíciles de cuidar en el entorno familiar. En este artículo te vamos a informar sobre varios aspectos de la enfermedad

¿Qué es el alzheimer?

La enfermedad de alzheimer es una demencia. De hecho es la más común de las demencias. Cada día se diagnostican miles de nuevos enfermos de Alzheimer en el mundo. Estamos ante una enfermedad de efectos devastadores y, de momento, sin curación. La ausencia de tratamientos efectivos y el aumento de la esperanza de vida convertirán al Alzheimer en la epidemia de nuestro siglo

Es una enfermedad mental irreversible y progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro. También provoca una disminución de la masa cerebral. Las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial y el deterioro intelectual y personal. A medida que avanza también provoca episodios de agresividad, sobre todo con las personas más cercanas.

Causas que provocan el alzheimer

La causa de esta enfermedad no está clara. Se sabe que está asociada a depósitos anormales de dos proteínas que forman agregados e inclusiones, desestructurando la arquitectura cerebral. Estas proteínas se denominan beta-amiloide y proteína tau. La proteína beta-amiloide se desnaturaliza y se apelmaza, formando agregados insolubles entre las células cerebrales. Estos agregados, solamente visibles al microscopio, se denominan placas seniles o placas de amiloide.

Existen muchas lineas de investigación a nivel mundial tanto para averiguar porqué se produce la acumulación de estas proteínas como en posibles tratamientos, pero a fecha de hoy no existe ningún tratamiento curativo. Solo existen tratamientos sintomáticos, es decir, aquellos que alivian o ralentizan la enfermedad.

¿Cómo detectar el principio de alzheimer? Síntomas de la enfermedad de alzheimer

Si no tiene cura por qué es importante detectar la enfermedad lo antes posible. Pues en primer lugar permite al enfermo anticiparse en la toma de decisiones cuando aun está en plenas facultades. En segundo lugar, aunque la enfermedad no tiene cura si es posible ralentizar su avance con una serie de terapias y pautas de conducta. Además permite anticiparse en la toma de medicamentos que palian como decimos ciertos síntomas.

La cuestión es que cuando vamos siendo mayores perdemos memoria. Entonces si este es uno de los síntomas principales del alzheimer, ¿cómo detectar si se trata de alzheimer?. Hay varios signos que nos pueden ayudar a diferenciar y saber que se trata de la enfermedad de alzheimer. Estos son:

  • Bajo nivel de energía o cierta inactividad
  • Cambios en la personalidad
  • Problemas de movilidad o al caminar
  • Problemas de atención y orientación
  • Dificultad para comunicarse y construir frases
  • Pérdida de memoria, en especial para recordar hechos recientes aunque ayudemos a esta persona dándole pistas del contexto.
  • Cambios de estado de ánimo a veces con cierta agresividad atípica en esa persona
  • Incapacidad de resolver operaciones aritméticas sencillas

Si observamos todos estos síntomas o simplemente pensamos que puede tratarse de alzheimer debemos acudir a un profesional que nos asesore. hay varios test muy fiables en la detección de la enfermedad.
Como decimos es muy importante detectar la enfermedad cuanto antes. Si se trata en la fase inicial puede ralentizarse de manera que su avance sea mucho más lento y coincida prácticamente con el envejecimiento normal del paciente.

Etapas del alzheimer. Residencias alzheimer Granada

Esta enfermedad pasa por 3 fases. El momento en que usted se debe plantear el ingreso en residencia implica conocer cuales son

Fase 1: Duración de la enfermedad de 1 a 3 años

Se caracteriza por tener algunas pérdidas de memoria. Se le olvidan algunas cosas importantes, pueden perderse, olvidar sus citas o nombres de personas. Estas pérdidas de memoria pueden ser ocasionales y pasar inadvertidas por ser bastante leves. Con el tiempo pueden interferir en el día a día de la persona. También se producen cambios de humor e incluso enfados del enfermo cuando se da cuenta que pierde el control de lo que le rodea. Esto no muy típico del alzheimer. En esta fase los enfermos de alzheimer realizan frases más cortas.  Mezclan ideas sin relación directa. Y tienen problemas para encontrar palabras y construir frases, aunque continúan razonando adecuadamente.

Fase 2: Duración de la enfermedad de 2 a 10 años

En esta fase no hay duda que se trata de alzheimer. La situación se agrava, manifiestan desorientación espacial, disminuye la memoria reciente y empiezan a producirse cambios de comportamiento más acusados: agresividad, miedos, alucinaciones, … El paciente pasa a ser más dependiente. Necesita supervisión diaria en tareas básicas, es incapaz de trabajar y se muestra confuso con facilidad. El lenguaje empieza a verse más afectado: repite frases, no las acaba, le cuesta relacionar y diferenciar conceptos. Sus movimientos al contrario que en la etapa uno donde siguen estando bien, en la fase 2 empiezan a perder el equilibrio, tienen caídas espontáneas y necesitan ayuda para deambular. En esta fase ya es conveniente plantearse como opción una residencia alzheimer

Fase 3: Duración de la enfermedad de 8 a 12 años

Aquí el paciente depende por completo de un cuidador para su subsistencia. Necesita ayuda incluso para las tareas más básicas: comer, limpiarse, moverse.  No reconocen a sus hijos, cónyuges, ya que empiezan a perder tanto la memoria reciente como la remota. Su comportamiento es como el de un niño pequeño: llora, grita, se agita, no comprende una explicación y pueden tener periodos y comportamientos desinhibidos y agresivos. Muchos pacientes permanecen rígidos y mudos. En cuanto al lenguaje balbucean. Les cuesta controlar esfínteres, se atragantan, le cuesta tragar y no controlan sus gestos. Aumentan las complicaciones y riesgos derivados de infecciones, deshidratación, desnutrición, heridas por inmovilización, etc. La causa final de la muerte suele estar relacionada con alguna de estas complicaciones.

El papel del familiar como cuidador del enfermo de alzheimer. Cuidador o residencia de alzheimer

Cuando los familiares detectan o se ha diagnosticado la enfermedad toca asumirla y convivir con ella. Cada fase es diferente como hemos visto. Y para los familiares pasa lo mismo. En la fase 1 el enfermo tiene cierta autonomía pero en la fase 2 y sobre todo en la fase 3 el papel de cuidador es fundamental. Debe asumir la responsabilidad de la atención, apoyo y cuidados diarios del enfermo.

El familiar que acompaña la mayor parte del tiempo al enfermo sufre un mayor riesgo sobre su estado de salud general. Esta responsabilidad puede tener graves repercusiones y ocasiona lo que se llama el síndrome del cuidador debido a que:

  • Contrae una gran carga física y psíquica.
  • Se responsabiliza de la vida de la persona enferma: medicación, higiene, cuidados, alimentación, etc.
  • Va perdiendo paulatinamente su independencia, porque la persona enferma cada vez le absorbe más.
  • Se desatiende a sí misma: no toma el tiempo libre necesario para su ocio, abandona sus aficiones, no sale con sus amistades, etc. y puede acabar paralizando, durante largos años, su proyecto vital.

El principal problema del cuidador de una persona con alzheimer, en especial si es su pareja, es que lucha contra una enfermedad que es irreversible y progresiva. Es como si tuviese frente a si a dos personas diferentes. Una la que conoce de todas la vida y otra que se manifiesta de manera totalmente opuesta debido al alzheimer. Es decir, tiene una carga mayor a medida que avanza la enfermedad y provoca una serie de reacciones emocionales. Los sentimientos que puede experimentar como consecuencia de convivir, atender y querer a su familiar enfermo, son variados. Aunque cada persona, cada enfermo y cada familia son diferentes, lo sentimientos más comunes son:

Problemas del cuidador

Irritabilidad. Porque está cansado de hacerse cargo de la persona enferma, porque nadie le ayuda o así lo siente, porque está sacrificando sus aficiones, …

Tristeza. A pesar de lo doloroso de la situación, el cuidador no debe abandonarse a la tristeza. La melancolía le empañará la vida y no le permitirá disfrutar de otros momentos felices.

Preocupación. Es inevitable que se encuentre preocupado, pero hay que vivir el presente, sin dejarse enmarañar por un futuro incierto.

Soledad. Es vital no sentirse solo. Debe buscar amigos y compañía allí donde pueda: familia, amigos, vecinos, centros recreativos, asociaciones de familiares en situación similar, etc.

Culpabilidad. Por los propios errores o inadecuaciones en la tarea. Es importante diferenciar la culpa de la responsabilidad.  La culpa sólo agota y merma la energía del cuidador. No existe el cuidador perfecto y cada día se aprende un poco más.

Residencias alzheimer Granada ¿En qué momento debo plantearme el ingreso en una residencia de alzheimer?

Quizás la pregunta correcta sería, ¿Estará mejor atendido en una residencia para enfermos de alzheimer?.

Tomar la decisión de ingresar a una familiar enfermo de alzheimer en una residencia de ancianos no es una decisión fácil. Dependerá en gran parte de la situación del cuidador principal y del resto de familiares. La mayoría de los cuidadores desean tener los recursos físicos, psicológicos y económicos para mantener a su familiar en casa y cuidarle el máximo tiempo posible. Sin embrago, cuando aparece el cansancio, el agotamiento se plantea la pregunta fatídica: “¿Puede seguir en casa o tendrá que ingresar en una residencia alzheimer?

Desde Residencia para mayores San Isidro  (residencias alzheimer granada) aconsejamos el ingreso en nuestro centro u otro similar, cuando:

El enfermo tiene que permanecer muchas horas solo, sin que nadie pueda cuidarlo por motivos de trabajo, etc. Existen peligros reales como el hecho de salir del domicilio y no saber volver. Se pueden producir accidentes domésticos como un incendio. también se han dado casos de personas que regalaban dinero sin acordarse de ello.El cuidador se ve claramente incapaz de asumir correctamente ese papel. De hecho ningún familiar va a poder ofrecer los tratamientos especializados que ofrece una residencia.
El paciente presenta trastornos de conducta grave que lo hacen insociable.
El cuidador comienza a perder su propia autonomía y calidad de vida. No es aconsejable para nadie dejar de vivir una vida mínimamente plena por cuidar a otra persona cuando existen alternativas.

LLAME AHORA 605 980 957

Nuestra residencia de ancianos en Granada ofrece cariño, buenas instalaciones y servicios residenciales profesionales a precios muy competitivos

 

BUSQUEDAS RELACIONADAS: residencias alzheimer granada, residencias de alzheimer granada, residencia alzheimer, mejores residencias alzheimer granada, residencias alzheimer granada baratas, centros especializados en alzheimer, centros alzheimer, centro alzheimer, residencias alzheimer granada económicas, residencias de ancianos en granada precios,